Aprende como retocar el maquillaje

En la mañana cuando sales de casa te sientes hermosa, con un maquillaje súper limpio, pero a lo largo del día el maquillaje va perdiendo sus características, se oxida, se corre, o simplemente se cae y tenemos que recurrir al retoque.

El objetivo de retocar el maquillaje, no es recargarte de productos, muchas veces al retocarnos lo que hacemos es estropear lo que logramos con tanto esfuerzo antes de salir de casa, lo importante es aplicar el maquillaje tratando de dejarlo como al comienzo y que dure por más tiempo. Con estos sencillos consejos aprenderás como retocarte el maquillaje sin quedar recargada:

1. El lápiz labial es una parte del maquillaje que más rápido se cae a lo largo del día, sin embargo es uno de los retoques más fáciles de realizar si llevas siempre contigo una barra de labios o un brillo. Luego de comer o a lo largo del día, puedes aplicar de nuevo el labial o el brillo, de la misma manera que lo haces en la mañana, simplemente recuerda mirarte al espejo ya que muchas mujeres en su afán de maquillarse, terminan con los dientes llenos de labial y la verdad no es muy bonito ver a alguien sonreír con los dientes rojos.

2. Muchas mujeres que utilizan máscara de pestañas o delineadores que no son a prueba de agua, terminan a la mitad del día con el rimel y eyeliner corrido y no se ven muy agradables. Para solucionarlo lleva contigo algodón o una esponjita para aplicar maquillaje y pásala cuidadosamente por las zonas en donde se corrió la máscara, también puedes echar mano de un poco de polvos compactos o corrector de ojeras para aplicarlo en las zonas donde la máscara no se borró del todo.

3. Con el pasar del día comienzas a lucir agotada, por esta razón es importante que lleves contigo un poco de rubor o blush para retocar tus mejillas, trata de aplicar poca cantidad, es solo para darle algo de vida al rostro. Si no tienes rubor contigo puedes usar tu lápiz labial usando solo un poquito y tratando de calentarlo con los dedos para que se derrita un poco. Luego aplica unas gotas de color en las mejillas y expándelo con cuidado. Es fácil equivocarse con esto por lo que solo aplica literalmente una gota por mejilla, la idea es solo poner un poquito de color natural.

4. También a lo largo del día vamos viendo como nuestro maquillaje se va oxidando y más aún si tienes la piel grasa, comenzará a verse brillante la piel, por esta razón lleva contigo papel de arroz o toallitas para limpiar el rostro y presiónalas con cuidado de no estropear el resto de maquillaje, si no tienes estas ayudas a la mano puedes hacerlo con un papel de baño que absorbe fácilmente el exceso de grasa.

5. Las sombras, trata de no aplicar más sombras porque puede no verse bien. Puedes cargar un pincel chico para redistribuirlas o puedes hacerlo con las yemas de tus dedos. Si te ves cansada puedes aplicarte un poquito de sombras metálicas en dorado o plateado solo para poner un poco de brillo sobre tus sombras.

6. Rostro, como lo mencioné antes tu rostro a lo largo del día puede verse brillante, entonces luego de retirar el exceso de grasa debes retocar los polvos de maquillaje, para eliminar los brillos es recomendable utilizar polvos traslúcidos y recuerda que si no limpias bien tu rostro antes de aplicarlos, formarás una capa espesa de polvos y perecerás un ratón de panadería. Es mejor aplicar poco producto y recuerda sobre la piel lo más limpia posible.

Add Comment