Los milagros del rubor

El rubor es uno de esos artículos de maquillaje que puede beneficiar o perjudicar el aspecto. Cuando se hace de la manera correcta, el rubor puede hacer que el cutis luzca impecable, y cuando se hace mal, se puede terminar con un aspecto de muy mal gusto y será fácil de notar. Con el fin de entender para que sirve realmente el rubor, es importante aprender sus funciones, de que tipos existen, y como se utiliza.

En general, el rubor es utilizado en el maquillaje para crear un resplandor calido en la cara, específicamente en la zona de las mejillas. Muchas mujeres utilizan el rubor para completar su aspecto general y hacer las mejillas mas pronunciadas. Sin embargo, con las habilidades correctas para aplicarlo el rubor puede ayudar a crear un rostro mas contorneado. Pero eso viene después (y con muchas practica).

El problema con el cual muchas mujeres se pueden encontrar cuando tratan de elegir algún rubor es que a menudo eligen un producto que es del color o tipo equivocado, y no saben como aplicarlo correctamente. Al igual que con otros artículos de maquillaje, el rubor viene en diferentes formas, que tienen sus propios métodos de aplicación y son para diferentes tipos de piel. Una vez que elijas el rubor adecuado para tus necesidades de maquillaje, el resto será muy fácil. Cuando vayas de compras por un rubor, encontraras los diferentes tipos: líquidos, cremas, gel, minerales y en polvo.

Los rubores en gel y líquido son los mas difíciles de aplicar, por lo tanto las mujeres principiantes en el maquillaje deben evitar este tipo hasta que se vuelvan mas familiares con el proceso de aplicación. El rubor líquido puede ser demasiado graso para ciertos tipos de piel, especialmente las mujeres con piel grasa, por lo tanto deben evitar este tipo de rubor. El de gel tiende a secarse muy rápido, haciendo mas difícil de mezclarlo correctamente. El rubor en crema también es difícil de aplicar. La razón de esto es que el pigmento del color del rubor es demasiado denso y esto hace muy difícil de mezclarlo. Además puede parecer demasiado pronunciado si se aplica de la manera incorrecta. Cuando se trata del tipo de piel, los rubores en cremas funcionan bien para aquellas mujeres con piel seca o normal. Cualquier tipo de piel – especialmente las de piel sensible – se pueden beneficiar del rubor mineral. Esta forma de rubor se ha vuelto muy popular. Ya que es muy refinado, el rubor mineral es muy fácil de aplicar y además es demasiado sencillo mezclarlo. El tipo de rubor mas utilizado es el que esta a base polvo. El rubor en polvo es fácil de aplicar y permite controlar el color. Todo tipo de piel puede utilizar el rubor en polvo, con la excepción de las mujeres con piel seca. Además de estos diversos tipos de rubor, también existe un rubor con la combinación de crema y polvo, que utiliza lo mejor de ambos tipos.

Las mujeres con piel clara o pálida deben evitar el rubor en colores profundos, mientras que las mujeres con una tez más oscura deben permanecer lejos de tonos claros y arenosos. Busca asistencia con una profesional del maquillaje para que te ayude a decidir el tipo correcto de rubor de acuerdo a tu tipo de tez. En términos de aplicación, el método mas fácil de usarlo es empezar con un poco de color y después gradualmente seguir maquillando hasta que consigas los resultados deseados. El rubor se debe aplicar a la manzana de las mejillas y mezclar hacia el exterior, hacia la línea del cabello. El uso de rubor requiere practica por lo tanto debes asegurarte de tener un programa profesional que muestre las técnicas adecuadas y practicar el proceso de aplicación en casa hasta que puedas hacerlo en tus sueños.

One Response

Add Comment