Tips para elegir y usar la máscara de pestañas o rimel

¿Cuantas veces vemos en televisión y en revistas, modelos que promocionan máscaras de pestañas que prometen efectos asombrosos, pero las compramos y a la hora de probarlas el resultado no se parece en nada a lo que vimos en las fotos?.

Terminamos desilusionadas y hasta pensamos que es porque nuestras pestañas no son iguales a las de las modelos, súper largas, espesas, etc., pero estas pestañas que vemos en los comerciales y revistas, la mayoría de las veces son postizas y podría convertirse en publicidad engañosa, como pasó con un anuncio que fue vetado en el Reino Unido, ya que se notaba que las pestañas no eran naturales.

Aunque con esto no estoy diciendo que las pestañas postizas no pueden ser utilizadas para conseguir una mirada espectacular, puedes usarlas para ocasiones especiales y te verás espléndida, pero si quieres algo más natural y lucir tus pestañas tal cual son día a día, pues aquí te dejo algunos tips para elegir la mejor máscara de pestañas o rimel, para que de esta manera y aunque no alcances la longitud que unas pestañas postizas, si la utilizas correctamente le saques el mejor partido y te veas hermosa todos los días.

La máscara de pestañas o rimel, es un cosmético casi obligado en cualquier kit de belleza, porque alargan, rizan y espesan tus pestañas, haciendo que tu mirara sea mucho más expresiva. Por ejemplo si no tienes mucho tiempo para maquillarte, solo aplica unas cuantas capas de máscara y verás que aunque natural llevas una mirada hermosa.

En el mercado podrás encontrar diferentes tipos de máscaras de pestañas, que prometen diferentes efectos y acabados profesionales, y aunque la mayoría tienen una composición similar, los resultados dependen del método de aplicación, del cepillo que elijas y la marca ya que diferencia un producto de otro, por ejemplo hay marcas que incluyen cepillos de alta precisión, aplicadores fáciles de usar e incluso motores vibratorios.

Pero entontes como saber cual elegir, cómo aplicarla, pues aquí te dejo unos sencillos consejos:

1. El primer paso es conocer que efecto es el que quieres en tus pestañas para así poder elegir la máscara que más se acomoda a tus necesidades. Es difícil ya que hay muchas opciones, pero la mayoría de mujeres queremos los mismos resultados: pestañas más largas, curvas o espesas, definidas y naturales.

2. Debes conocer también que tipo de pestañas que tienes, por ejemplo sin son cortas, tienes muy pocas y su volumen, además debes tener en cuenta el color de tus ojos y tu edad. Si tus pestañas son cortas, lo mejor es elegir una máscara que las alargue y las separe pero sin aportar volumen ya que el efecto extravolumen puede hacer que se vean todavía más cortas.

Si tienes las pestañas finas, por el contrario, lo mejor es decidirse por una máscara que dé volumen y espesor a la vez que las alargue ya que el efecto óptico será mucho mejor que simplemente alargándolas.

Para pestañas normales o de un tamaño medio, además de alargarlas puedes utilizar una máscara con aplicador en forma de curva y de este modo podrás curvarlas sin necesidad de utilizar rizadores.

Si tus pestañas son frágiles y más bien resecas, además de embellecerlas puedes fortalecerlas utilizando una máscara con agentes hidratantes y fortalecedores.

3. Además de esto debes tener en cuenta tu tipo de piel, ya que si tienes un cutis graso y tiendes a lagrimear mucho, debes elegir una máscara de pestañas a prueba de agua y de esta manera evitarás que el maquillaje se corra y termines como mapache. Aunque no es recomendable abusar de este tipo de máscara ya que pueden dañar las puntas de tus pestañas y tumbarlas al retirar el maquillaje.

4. Teniendo en cuenta el color de tus ojos también puedes elegir el color de máscara que más te conviene, por ejemplo:

Negro: Armoniza con cualquier color de ojos y es ideal tanto para el día como para la noche.

Marrón: Ideal para llevar en el día y sobre todo para personas con la piel clara y pestañas rubias que desean potenciar su mirada pero sin cambiar radicalmente de aspecto.

Violeta: Resalta los ojos oscuros y es muy juvenil.

Azules y verdes: Les sientan muy bien a las personas con ojos color almendra.

Transparente: Da volumen y alarga las pestañas pero sin modificar su color natural, es ideal para niñas y jóvenes a las que les gusta lucir un look muy natural.

5. Para maquillar adecuadamente tus pestañas y que siempre se ven hermosas, debes cuidarlas muy bien, en las noches debes retirar el maquillaje con especial cuidado en los ojos. Además en el mercado puedes encontrar productos específicos para fortalecer y embellecer pestañas.

6. Antes de aplicar la máscara de pestañas debes asegurarte que tus pestañas están secas y sin rastros de grasa, para que el producto se adhiera bien. Ahora aplica tu maquillaje normalmente en tus ojos y recuerda que el rimel siempre va al final.

7. Si lo deseas puedes rizar tus pestañas con un rizador, pero siempre debes hacerlo antes de aplicar la máscara ya que podrías quebrarlas. Por eso para utilizar el rizador de pestañas debes colocarlo en la raíz y presionar durante algunos segundos, intentando ir corriéndolo por todo el largo de las mismas, para que no queden con un ángulo.

8. Ahora llegó el momento para aplicar la máscara de pestañas, pero antes puedes aplicar una base de máscara, que te ayudará a maximizar el volumen, definir el rizo y evitar la formación de grumos. Si te aplicas más de una capa de máscara, debes esperar a que se seque bien antes de aplicar la siguiente, aplica en las pestañas superiores e inferiores. Si no deseas aplicar base de máscara, puedes aplicar dos capas de rimel, una para alargar y la otra para dar volumen. Ten en cuenta que el aplicador no tenga demasiado producto en el extremo del cepillo. Eleva la cabeza hacia arriba para aplicarte la máscara, para que no vayas a manchar tu ropa.

9. Jamás debes meter y sacar el cepillo del envase para recargarlo de producto ya que se secará en poco tiempo, la forma correcta de hacerlo es introducirlo hasta el fondo y girarlo lentamente.

10. Para maquillar las pestañas superiores, coloca el cepillo sobre la raíz de las pestañas y mueve el aplicador en un suave movimiento de zigzag hasta llegar a las puntas. De este modo, conseguirás una mayor separación entre cada una de ellas, evitando que se peguen.

11. Presta especial atención a las pestañas del rabillo del ojo, ya que maquillándolas lograrás una mayor amplitud en tu mirada. Para crear un efecto de más volumen, puedes aplicar un poco de polvos sueltos en las pestañas antes de aplicar el rimel.

Ahora hablemos de los cepillos:

Los cepillos más gruesos sirven para espesar las pestañas, los finos las alargan y los curvados las rizan. Algunos cepillos tienen dos partes: una superior y poblada para dar volumen a las pestañas superiores y otra con cerdas más cortas para las pestañas inferiores y para las raíces.

One Response

Add Comment